Light of Work | Blog

Training corporativo: qué es y cómo gestionarlo

El training corporativo financiado, o formación interna, consta de una serie de cursos que cada compañía puede poner a disposición de sus empleados con el fin de mejorar sus habilidades.

El training corporativo es una formación interna que la empresa brinda a los propios empleados con el fin de mejorar y aumentar sus habilidades y, por consiguiente, optimizar el desarrollo de la compañía.

Es muy importante que las empresas formen continuamente a sus empleados para aumentar su competitividad en el ámbito económico y social.

Por lo general, esta formación se financia con fondos puestos a disposición de la propia empresa, conocidos como fondos interprofesionales, y gestionados por asociaciones autorizadas, como los sindicatos o las de los propios empresarios.


Formar a los empleados con cursos de formación significa invertir para la empresa porque los trabajadores más cualificados seguramente producen más. La formación también puede financiarse mediante un fondo empresarial, es decir, una cuenta de formación compuesta por la reserva de una parte del capital de la empresa.

¿Cómo se estructura un training corporativo?


Para asegurar el éxito de una academia corporativa diversa, es esencial ofrecer contenidos relevantes y atractivos, contar con un cuerpo docente de alto perfil, realizar una evaluación preliminar del formato y participantes, establecer una gobernanza eficaz y promover la inclusión y accesibilidad para todos los participantes.

En concreto, son necesarios cuatro pasos fundamentales para que el training empresarial sea efectivo:

  • el análisis de las necesidades formativas

  • el proyecto detallado

  • la evaluación de los resultados

  • la revisión

Objetivo de la formación empresarial

Concretamente, el Training corporativo es una formación interna, financiada por la propia empresa, a través de la cual se brinda a los empleados un conocimiento adjunto. En otros términos, instruir a los trabajadores, aumentando sus habilidades, es la manera mejor para destacar en el mercado de la competencia, puesto que todo el proceso implica una optimización del trabajo de la compañía entera.

En training corporativo, liderado normalmente por equipos de desarrollo y Recursos Humanos, es fundamental para proporcionar a los empleados los conocimientos y habilidades necesarios para desempeñarse eficazmente. Estos equipos identifican las necesidades de formación y desarrollan proyectos formativos adaptados a los objetivos de la empresa.

El objetivo principal es mejorar el capital humano, fomentar el crecimiento empresarial y aumentar la competitividad del personal a través del desarrollo de habilidades técnicas y blandas. Esta es la razón por la que la formación es importante para las empresas, pero, para que todo esto sea posible, es necesario saber organizar los cursos.

¿Por qué es importante la formación de los empleados?

La formación corporativa se dirige tanto a empleados como a directivos, cuyo objetivo es proporcionar todos los elementos necesarios para poder afrontar las situaciones de la mejor manera posible y encontrar las soluciones más adecuadas. Resulta ser una herramienta extremadamente importante, sobre todo en esta época digital.

Concretamente, empoderar a los trabajadores de una empresa significa aspirar a una mayor competitividad y, por tanto, invertir en formación significa dotar a los empleados de conocimientos y sobre todo de motivación para que puedan desempeñar mejor sus tareas.

Ventajas del training corporativo

La formación puede tener beneficios tanto para empresas como para clientes. También hay la posibilidad de brindar formación a colaboradores y otras empresas socias, generando beneficios para ambas partes.

Concretamente, el Training corporativo es una formación interna, financiada por la propia empresa, a través de la cual se brinda a los empleados un conocimiento adjunto. En otros términos, instruir a los trabajadores, aumentando sus habilidades, es la manera mejor para destacar en el mercado de la competencia, puesto que todo el proceso implica una optimización del trabajo de la compañía entera.

Cabe destacar que la colaboración y los comentarios de los clientes son cruciales para mejorar los estándares de trabajo al identificar las fortalezas y debilidades de una marca. Eso significa que, para el éxito de una compañs esencial implementar programas de formación centrados en la interacción con los clientes.

Concretamente, muchos training se centran en la captación de usuarios, aspecto que aumenta la capacidad de las empresas de fidelizar a los clientes.



Otro aspecto importante es la relación con los socios, los cuales representan el nexo entre la empresa y el consumidor, influyendo en las elecciones y evaluando la satisfacción con el producto. Su papel es vital para la reputación y el éxito empresarial, lo que motiva a las empresas a ofrecer cursos de formación financiados para ellos.

A raíz de esto, se puede admitir que la gestión del conocimiento de las empresas partners representan una fase crucial de la formación empresarial.

¿Mejor online o presencial?

Para hacer la formación más moderna y eficaz, muchas empresas han preferido el método online al clásico presencial. Para que esto sea posible es necesario abordar la formación de una manera diferente, evaluando no solo los contenidos sino también los métodos de comunicación.

Especialmente en este último periodo digital, la formación a distancia en las empresas se ha convertido en una necesidad. Este método innovador ha despertado el interés de muchos directivos de empresas, ya que ha supuesto una reducción de costes y al mismo tiempo una mayor posibilidad de acceso a la información.

Gracias a la modalidad online, los trabajadores tienen la oportunidad de seguir los cursos de formación desde su propia casa y en muchos casos también en el horario que prefieran; al mismo tiempo, este método contribuye no solo a la actualización profesional sino también al aprendizaje digital.

¿Hay alguna desventaja?

El aspecto negativo de la formación corporativa online radica en que muchas veces falta la posibilidad de interacción entre los “alumnos” y los “profesores”. Este es un aspecto muy importante en los cursos de formación, puesto que es necesario para mantener la atención y favorecer la eficacia del aprendizaje. Por eso, es importante subrayar que hay casos en los que la formación presencial en la empresa es necesaria.

Para dar un ejemplo, se trata de casos en los que el empresario organiza cursos para un número reducido de personas con el fin de exponerlas a temas específicos o especialmente delicados. Un tipo de formación presencial en la empresa puede ser el coaching, que consiste en un periodo más o menos corto en el que un empleado experimentado instruye a un recién llegado sobre la actividad y gestión de un grupo de trabajo

Conclusiones

A raíz de lo que acabamos de mencionar, nos ocurren unas consideraciones importantes.

Antes de todo, cabe recordar que todavía la formación encuentra a menudo resistencias a su implementación en el ámbito empresarial. De hecho, la formación a menudo se pasa por alto en las empresas, percibiéndola como una pérdida de tiempo y recursos. Sin embargo, esta mentalidad puede llevar a la obsolescencia y a la disminución de la competitividad. Tanto empleados como directivos pueden resistirse a la formación, viéndola como una interrupción de la productividad. Sin embargo, es crucial cambiar este concepto, integrando la formación como parte del trabajo mismo.

Concretamente, el Training corporativo es una formación interna, financiada por la propia empresa, a través de la cual se brinda a los empleados un conocimiento adjunto. En otros términos, instruir a los trabajadores, aumentando sus habilidades, es la manera mejor para destacar en el mercado de la competencia, puesto que todo el proceso implica una optimización del trabajo de la compañía entera.

Sin embargo, recordamos que un programa de training empresarial es muy importante porque es la base de la relación laboral con los empleados. De hecho, es fundamental que cada empleado esté constantemente actualizado porque la formación aumenta su eficiencia. A través de cursos de formación, la empresa consigue más fácilmente sus objetivos.

En vía conclusiva, la falta de formación puede resultar en una fuerza laboral menos calificada, lo que afecta negativamente la calidad de los productos y servicios ofrecidos. Por lo tanto, es vital invertir en campos de formación, como la orientación para nuevos empleados y la actualización en nuevas tecnologías, no solo para adquirir habilidades, sino también para motivar al personal y mantener la competitividad de la empresa.

Facebook
WhatsApp
Telegram
LinkedIn
Twitter
Email

Más artículos