Hoy en día, como sabemos, un CV ganador ya no se centra únicamente en la titulación y la experiencia laboral previa. Si queremos ser candidatos perfectos para contratar, también debemos centrarnos en las llamadas soft skills.

Lo mismo pasa desde la perspectiva de las empresas: una compañía que busca ser exitosa necesita encontrar empleados que tengan las habilidades justas para su trabajo.

La capacidad de innovar es lo que realmente marca la diferencia. Pensemos en el boom de las start-ups: la creatividad se valora y es cada vez más solicitada en un contexto lleno de cambios y en constante evolución. Por eso es bueno dejarlo surgir, desde la primera entrevista de trabajo.

¿Qué son las soft skills?

También llamadas habilidades interpersonales, las soft skills son – quizás – los elementos más importantes para tener una carrera laboral exitosa. Constituyen la contraparte de las habilidades duras más conocidas, es decir, aquellas habilidades cuantificables y medibles de manera objetiva, como el conocimiento de un software o un lenguaje de programación.

Las soft skills incluyen habilidades relacionadas con rasgos de personalidad, actitudes, estilos de comunicación y todas aquellas habilidades empáticas y expresivas, que apenas hemos aprendido durante nuestra carrera universitaria.

Algunos ejemplos de soft skills

Las soft skills incluyen habilidades relacionadas con rasgos de personalidad, actitudes, estilos de comunicación y todas aquellas habilidades empáticas y expresivas, que apenas hemos aprendido durante nuestra carrera universitaria.

En un rato profundizaremos cada una de las principales habilidades a tener en cuenta para una carrera exitosa, pero – ahora – daremos algún ejemplo para que empieces a familiarizar con el tema:

¿Por qué es importante tener en cuenta las soft skills de los empleados?

El principal desafío para su empresa cuando se trata de habilidades blandas es: ¿cómo puede mejorar las habilidades blandas de los empleados? Son habilidades que se deben perfeccionar día a día, y donde es difícil notar cambios con el tiempo.

A pesar de estas dificultades, diversos estudios (aquí y aquí) confirman que un programa dedicado a desarrollar las soft skills de sus empleados aporta numerosos beneficios a la empresa:



¿Cuáles son las habilidades más buscadas en el mundo laboral?

Básicamente, lo en el que trataremos de enfocarnos en la siguiente sección son las competencias que más se requieren el mundo del trabajo. En otras palabras, tener claro cuáles son las soft skills principales, es útil tanto para los potenciales candidatos que procuran conseguir un puesto de trabajo, como para las empresas a la hora de evaluar eventuales nuevos talentos.

Problem solving

Siempre hemos pensado en la resolución de problemas como un proceso riguroso y racional. Nada podría estar más equivocado. Hoy en día todo experto en resolución de problemas apunta a la integración de recursos lógicos con recursos creativos, ampliando el significado del término, para comprender aquellas habilidades involucradas en la búsqueda de una solución, mejor aún si es original y totalmente fuera de lo común.

La resolución de problemas es – quizás – una de las habilidades más solicitadas por las empresas porque es la capacidad de comprender, gestionar y resolver problemas.

Creatividad

La capacidad de innovar es lo que realmente marca la diferencia. Pensemos en el boom de las start-ups: la creatividad se valora y es cada vez más solicitada en un contexto lleno de cambios y en constante evolución. Por eso es bueno dejarlo surgir, desde la primera entrevista de trabajo.

Saber tomar decisiones efectivas y sin dilación ayuda a analizar la situación o el problema, a identificar el posible curso de acción (sin nuestra intervención). Evaluar cada una de estas acciones y el peso que tienen dentro del proceso individual, y definir las acciones que realmente queremos realizar, para que los acontecimientos se desarrollen como deseamos.

También llamadas habilidades interpersonales, las soft skills son - quizás - los elementos más importantes para tener una carrera laboral exitosa. Constituyen la contraparte de las habilidades duras más conocidas, es decir, aquellas habilidades cuantificables y medibles de manera objetiva, como el conocimiento de un software o un lenguaje de programación.

Capacidad de tomar decisiones

Saber tomar decisiones efectivas y sin procrastinar nos ayuda a analizar la situación o problema, a identificar el posible curso de acción (sin nuestra intervención). Evaluar cada una de estas acciones y el peso que tienen dentro del proceso individual, y definir las acciones que realmente queremos realizar, para que los acontecimientos se desarrollen como deseamos.

Team Management Escucha activa

Desde el punto de vista de las empresas, ser un buen líder significa saber expresarse, saber escuchar y construir relaciones sólidas con tu equipo. También significa ser capaz de reconocer que en cualquier equipo que funcione, cada miembro necesita un apoyo y una motivación diferentes para lograr sus objetivos.

En cambio, si hablamos de los empleados, desarrollar una buena habilidad comunicativa, te permitirá aumentar la confianza, para que el entorno laboral sea estimulado, proactivo y te considere un punto de referencia para trabajar.

¿Cuánto es importe saber comunicar?

Ahora bien, en este caso estamos hablando de la capacidad para comunicarse, es decir, saber cómo gestionar mejor las relaciones en el lugar de trabajo. Hay muchas situaciones en las que se le pide que confíe en todas sus habilidades comunicativas. Por ejemplo, al tratar con su superior o compañeros, al tratar con clientes o proveedores, o en situaciones delicadas en las que se necesita mediación y negociación.

Dependiendo de la situación es necesario saber utilizar el registro lingüístico adecuado, saber escuchar, saber hacer las preguntas adecuadas. Ejercitar al máximo tus habilidades comunicativas también reduce los malentendidos, discusiones y malentendidos. Todos aspectos que se traducen en una mayor eficiencia y productividad.

Inteligencia emocional

Ser capaz de reconocer, comprender y manejar conscientemente las propias y ajenas emociones es un factor fundamental
Para todos los que trabajan en equipo. Esta capacidad nos permite alcanzar más fácilmente los objetivos, comprender los sentimientos de los demás, saber controlar el estado de ánimo y los propios estados de ánimo.



Gestión del estrés

En situaciones de estrés es fundamental reconocer las causas que nos provocan tensión y actuar de forma que se minimicen las posibles consecuencias en nuestras acciones diarias. Saber gestionar el propio estrés también significa tomar conciencia de los propios límites y necesidades.

¿Se pueden entrenar las soft skills?

Ahora bien, a raíz de todo lo que acabamos de analizar, cabe destacar que sí se pueden entrenar las soft skills de los empleados, puesto que es posible promover programas de formación. Además de esto, es importante tener en cuenta que no es necesario que cada empleado desarrolle todas las habilidades primarias, sino que hay que ser capaces de detectar e identificar cuáles son las que ya son presentes en cada uno y – de ahí – trabajar en ello.

Diferencias entre soft skills y hard skills

Para aclarar brevemente el concepto, es importante decir que las hard skills son las habilidades técnicas necesarias para completar tareas específicas. Se adquieren a través de programas de educación y formación, como títulos, certificados, cursos o aprendizajes.Las habilidades interpersonales se refieren a las habilidades interpersonales que ayudan a una persona a trabajar eficazmente con los demás.

Algunos ejemplos son: conocimiento de uno o más idiomas extranjeros, licenciatura en arquitectura o ingeniería, certificado de finalización de un curso de seguridad, saber utilizar máquinas, etc.

En cambio, las soft skills – como ya sabemos – son las habilidades que complementan las habilidades duras. Con el término habilidades blandas nos referimos a las habilidades interpersonales y de comunicación que ayudan a las personas a trabajar con sus colegas.

En fin, la unión de hard y soft skills sirve para evaluar la empleabilidad – es decir, el grado de empleabilidad- de un candidato.

Tips para las empresas – ¿Cómo evaluar las soft skills?

Evaluar las soft skills no es nada sencillo, dado que ser objetivo es prácticamente imposible y no existe una escala de evaluación fiable para medirlas.

De todos modos, no es imposible. Tendrá que aceptar que a veces las evaluaciones serán imperfectas y, a veces, tendrá que cuestionar las habilidades interpersonales de los empleados, pero es factible. En todos los sentidos, no es imposible. Tenderás a aceptar que a veces las evaluaciones serán imperfectas y, en ocasiones, tenderás a cuestionar las habilidades interpersonales de los empleados, pero es posible.